lunes, 24 de diciembre de 2012

Para quitar de nuestras mentes, la mala imagen que se han ido ganando los bancos a lo largo de estos últimos años de crisis, hemos estado pensando en clase en hacer un anuncio que devuelva la confianza de la gente en los bancos y cajas de ahorros. En primer lugar, habría que realizar una labor de búsqueda de información, para fijarnos en que utilidades tienen los bancos y en que servicios nos prestan.

Mi idea de anuncio sería la siguiente:
Jugando con la idea del "Cuento de Navidad" de Charles Dickens, veríamos a una mujer de mediana edad que está viendo el telediario por la noche, en el que están diciendo que cientos de familias han perdido sus ahorros. Tras verlo, la mujer formularía en voz alta un deseo: "Ojalá nunca hubiesen existido los bancos". Veríamos como se acuesta y lo que sueña: el fantasma del futuro le enseñaría a esta persona cómo sería un mundo sin bancos. Veríamos imágenes en las que hubiese gran delincuencia, todo muy exagerado, hiperbólico. Ladrones que esperasen a que la gente recibiese el dinero de su trabajo en mano, para poder robárselo, robos en las casas porque allí se guardaría el dinero que ahora depositamos en los bancos...
Después de soñar esto, la mujer se despertaría y se daría cuenta de que los bancos son necesarios.
El eslogan de la campaña aparecería cuando ella despertase y sería: "Tu banco, tu tranquilidad".

domingo, 16 de diciembre de 2012

Un libro, un mundo


"A lo largo de ese día, el viajero recorre a pie las desoladas llanuras de la tundra, navega en una goleta sorteando gigantescos témpanos de hielo. Bucea a pulmón entre silentes bosques de coral y de madrébroa. Se enfrenta a una horda de caníbales. Asciende a la cumbre donde un ídolo de oro le dirá su porvenir. Enamora a la hija de un rey, mata a un oso con el mero auxilio de una daga. 
Es tan sólo al término de esa larga jornada, mientras cae la noche, cuando el viajero escucha como alguien le indica en tono apremiante que ya es hora de cerrar y que debe abandonar inmediatamente la biblioteca."


Con este relato de Manuel Moyano podemos crear un spot publicitario que sirva para promover el uso de las bibliotecas. El anuncio sería el siguiente:
En primer lugar, escucharíamos una voz en off que iría recitando el relato, y veríamos una animación de un hombre que pasaría por todas las situaciones que fuese narrándonos la voz en off, es decir, por las llanuras de la tundra, navegando en una goleta, buceando entre bosques de coral... 
Cuando la voz en off llegase a la última parte del relato, al momento en el que dice "Es tan sólo al término..." veríamos a nuestro protagonista sentado en una silla, la imagen al principio estaría bastante difuminada (para que el espectador no pudiese ver que se encontraba en una biblioteca) y le veríamos de espaldas; pero a medida que fuese terminado el relato la cámara enfocaría mejor la escena. En cuanto el narrado dijese las palabras "alguien le indica en tono apremiante que ya es hora de cerrar y que debe abandonar inmediatamente la biblioteca" veríamos como una mano toca el hombro de nuestro protagonista que está sentado y con un libro en las manos, en este momento la cámara ya captaría todos los detalles, y el espectador vería que en realidad se encontraba en una biblioteca leyendo y todas las aventuras que había vivido, únicamente, existían en el libro.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Hemos visto en clase una serie de fotografías acompañadas de un pequeño texto, en algún caso el texto no era muy acorde con lo expresado en la fotografía, así que nos propusimos la labor de cambiarlo.




El texto original: "Amor con fecha de caducidad" Reinventarse o quedarse tieso. Es lo que tiene vivir en un mundo líquido, donde las grandes verdades y las identidades inamovibles se disuelven como azucarillos, y nos vemos obligados a cambiar de trabajo, de país, de pareja... ¡Hay que fluir!.

El nuevo texto sería: "Sin él nada funciona, no eres nadie. Cuida a tu corazón, cuídate a ti. No dejes que tu corazón se convierta en una bomba de relojería".

jueves, 13 de diciembre de 2012

Regala libertad a tus hijos



Los publicistas de El País, en este anuncio hecho específicamente para Navidad, nos enseñan, en primer término, a una niña bastante pequeña, que está jugando, debajo de la que aparece una carta que suponemos ha escrito ella, dirigiéndose a los Reyes Magos. Está escrita con una tipografía diferente a la del resto del anuncio, que intenta imitar la escritura a mano. A la derecha de la carta, y sobre el logo de El País, vemos una imagen de los tres reyes montados en sus camellos. 

En la carta la niña no hace una simple enumeración de juguetes, sino que pide a los Reyes que les traigan a sus padres El País del Fin de Semana para que se entretengan y mientras, ella pueda “hacer el gamberro” o “tener un finde en libertad”. Los publicistas juegan con la idea de que la carta está dirigida a los Reyes Magos, que, en realidad, son sus padres.

Sorprende un poco que una niña tan pequeña como la de la foto utilice ciertas palabras que encontramos en el anuncio, y que pueda llegar ella sola a esa conclusión. Aunque como ya vemos desde el principio, esta es una carta anticonvencional, y está hecha para la ideología más de izquierdas de los lectores de El País. Aun así, es una estrategia un poco arriesgada, porque no resulta atrayente que te vendan libertad para tus hijos, siendo tan pequeños como la niña que nos muestran en la imagen.
En la parte inferior del anuncio nos encontramos con el eslogan “Regala libertad a tus hijos”, el precio del producto, un teléfono al que poder llamar para suscribirse y el logo del periódico.

La retórica publicitaria editorial



LOS ELEMENTOS PRESENTES EN LA PUBLICIDAD

  1. Título del libro, imagen de cubierta y autor
      El título del libro constituye un elemento fundamental en el proceso de venta. Debe ser un título adecuado y llamar la atención del comprador. El prestigio del autor también puede servir para engrosar las ventas.

  1. Título del libro y cubierta, autor y fotografía u obras anteriores
      Se puede utilizar el título del libro más conocido del autor para publicitar su último libro, o también utilizar su fotografía en los faldones o las fajas que acompañan al libro.

  1. Nombre del premio, ganador y finalista
      Si el libro que se está vendiendo ha ganado un premio, este puede ser un elemento más de la publicidad y se puede añadir información relativa a la condecoración que se recibió.

  1. El contenido de la historia
      Utilizar el contenido de la historia como recurso para llamar la atención sobre su tema y despertar interés en los posibles lectores. Generalmente, esta información se coloca en las solapas de los libros. Es más propio de las novelas o de los ensayos.

  1. La especialización temática de las obras
      En ocasiones se informa de los centros especializados que venden obras de materias como derecho o cine, si es difícil encontrarlas en otro tipo de librerías. También se puede dar información acerca de una página web.

LA ESTRUCTURA TEXTUAL

1.      El título
      Es la frase que sintetiza el tema del libro y da pistas acerca de su contenido. Debe captar la atención del lector y ser original. Hay varios tipos:
                  -Informativos: dicen algo nuevo del producto o del mercado.
                  -Selectivos: se basan en una segmentación del mercado, en la edad, la geografía o el ámbito profesional.
                  -De intriga: buscan despertar la curiosidad del lector.
                  -Imperativos: invitan al lector a realizar algún tipo de acto, normalmente a leer el libro que se esté publicitando.

2.      El eslogan
      Es una expresión concisa, breve y fácil de retener en la memoria, para que el lector pueda recordar el producto.

3.      Los subtítulos
      Son frases o expresiones que acompañan al título, amplían la información e introducen ideas nuevas acerca del libro.

4.      El cuerpo del texto publicitario
      Conjunto de enunciados que acompañan al título y al subtítulo y aportan más información. Son textos argumentativos utilizados para conseguir más ventas.

5.      La firma
      Se suele representar con el logotipo de la casa editorial y, en muchas ocasiones, también aparece la página web de la misma.

6.      Eslogan de cierre
      Se utiliza para concluir o resumir el mensaje, suele aparecer en la última parte del anuncio.

7.      Otros textos
      Mediante textos cercanos a la crítica literaria se pretende analizar ciertos aspectos del producto, de forma más condensada. En ellos se reflexiona acerca de la forma de la obra y no tanto acerca de su contenido.

8.      Otros elementos icónicos
      Se inserta publicidad, en muchas ocasiones, en los separadores y puntos de lectura, que sirvan para asociar el contenido del libro con ciertas imágenes.

9.      La imagen
      Tiene que servir de comentario de texto y captar la idea principal de la obra, para que la vinculación sea efectiva. La elección de la imagen de portada es un proceso fundamental dentro de la publicación de un libro.

TIPOS DE TEXTO

1.      Narrativos
      Normalmente la publicidad emplea la narración como recurso argumentativo, ya que en este ámbito tiene más sentido su utilización que la de otros tipos de texto, porque la finalidad de los anuncios es vender la propia narración. Hay diversos tipos:
                  -El diálogo: se utiliza para que los distintos personajes se definan a sí mismos o den sus opiniones acerca de las cosas con sus propias palabras
                  -El cuento: es un texto narrativo breve que suele tener carácter ficticio, y no recoge tanto la trama o el carácter de los personajes.
                  -El diario: es un texto mediante el que el protagonista va aportando a la narración sus propios pensamientos y describiendo sus sentimientos.
                  -El microrrelato: capta muy bien la atención del lector por su brevedad y su carácter simplificador. Es la fórmula narrativa de moda en la actualidad y es muy acorde con las características gráficas de la publicidad, ya que en muy poco espacio desarrolla una idea.
                  -La biografía: se puede incluir una biografía simplificada del autor, en la que aparezcan otras publicaciones suyas y características de su obra.

2.      Descriptivos
      Normalmente, la descripción nunca aparece sola, sino que va acompañada de otras modalidades textuales como la narración, la argumentación o la exposición. La descripción puede abordar distintos aspectos de los integrantes de una obra, o aspectos más abstractos.
_________________________________
 
Esquema de las páginas 114-149 de La retórica publicitaria editorial. El arte de vender un libro, de Asunción Escribano Hernández.

sábado, 8 de diciembre de 2012

El tiempo y Shakespeare



No es la primera vez que vemos ejemplos de cómo utilizar fragmentos de obras de la literatura universal, para publicitar moda. Los relojes que se nos presentan no son un elemento utilitario más, sino que pasan a ser un accesorio del mismo nivel que un bolso o unos zapatos. Para restarle frivolidad a la venta de relojes y que su excesivo precio no pareciese tanto, los publicistas han elegido fragmentos muy representativos de obras de Shakespeare o Julio Verne, para aportarles a los relojes el prestigio y la sofisticación que necesitaban.
Estos fragmentos están muy bien elegidos, ya que en todos se trata el tema del tiempo de maneras distintas. En cada anuncio podemos ver que el reloj está elegido expresamente para ese fragmento de texto, y que las características del reloj siempre tienen algo que ver con las del personaje o con las de la obra.
El reloj de Jaeger LeCoultre va acompañado de un fragmento de Ricardo II de Shakespeare, y para crear un ambiente palaciego, los publicistas presentan el reloj "sentado" sobre una silla en miniatura, a la izquierda de este, apoyada sobre la silla, vemos una corona, que enlaza con el tema de la obra. En el suelo, a la izquierda, hay una calavera hecha, al igual que la corona, de un material parecido a la plastilina; en la parte derecha del suelo hay un gran libro, abierto por la mitad. Por último, la pared que vemos detrás del reloj está cubierta de un tapiz que parece representar una cacería.



Pese a todo, podemos ver varios errores en la edición del anuncio. En primer lugar, el fragmento elegido pertenece a la obra teatral histórica, Ricardo II, mientras que los publicistas encabezan el anuncio con el título de Ricardo III, otra obra de teatro de Shakespeare, pero bien distinta. En segundo lugar, la estructuración del poema está mal hecha: el inicio de los versos es siempre en mayúsculas, aunque no inicien ninguna oración y en muchos casos, separa una oración en dos partes, para que estilísticamente quede mejor, aunque provoque una gran dificultad para el entendimiento del poema, y sobre todo para su lectura. Y por último, la traducción no es del todo correcta, y se aleja un poco del original inglés:

"I wasted time, and now doth time waste me;
For now hath time made me his numbering clock:
My toughts are minutes; and with sighs they jar
Their watches on unto mine eyes, the outward watch,
Whereto my finger, like a dial's point,
Is pointing still, in cleansing them from tears." 

Mi propuesta de traducción es:

"He malgastado mi tiempo y ahora el tiempo me malgasta a mí,
y me convierte en su reloj de campanario.
Mis pensamientos son minutos, y los suspiros marcan 
el tic-tac de mis ojos, reloj donde mi dedo es aguja puntual
dispuesta siempre a limpiar mis lágrimas."

sábado, 1 de diciembre de 2012

Anuncios falaces



En primer lugar, el anuncio empieza mostrándonos una serie de imágenes de jóvenes, acompañadas de una voz en off que dice "Son ellos, los que nos ayudarán a cuidar de nuestro planeta, diseñarán casas inteligentes...", aquí podemos ver la primera falacia del anuncio. Ya que a partir de unas pocas imágenes se refiere a los jóvenes universitarios en general, a todos los jóvenes universitarios de España, y habla de ellos como si todos fuesen a hacer grandes cosas y a ser brillantes en sus profesiones. Esta es la llamada falacia dicto simpliciter o accidente, es una argumentación falaz la de presentar una generalización ya que en ella siempre habrá excepciones. En el caso del anuncio, podemos suponer que también habrá jóvenes que no sean los próximos premios Nobel de la Ciencia o que simplemente tengan trabajos más sencillos que los que nos enseña el anuncio.

La voz en off del anuncio termina diciendo: "Hacer crecer sus ideas es hacer crecer nuestro país", aquí nos encontramos con la falacia llamada post hoc, esta falacia da por hecho, que si un acontecimiento sucede antes que otro, el primero es la causa del segundo. En este caso, se afirma que si las ideas de estos jóvenes crecen, nuestro país crecerá de igual forma, aunque en realidad la correlación es falsa, ya que pueden crecer sus ideas y que no se desarrollen aquí o que simplemente nuestro país no crezca por las aportaciones de estos jóvenes.